Primer día en la UASD

Nunca olvidaré mi primer día en aquel recinto, aquel lugar vasto, pero vasto de problemas y precariedades, aquel que por voluntad de Dios tuve ir.

Jamás olvidare la primera vez que entre al colegio universitario (CU), para tomar unas famosas pruebas de admisión y casi se me aguan los ojos del bajo a miao’ tan profundo que ahí se presenciaba, era como una mezcla de amoniaco con vómito de borracho, algo así  como la fusión mas extraña de todos los bajos juntos combinados en un solo lugar: El baño.

Las paredes estaban tan sucias que más bien parecí el suelo de una pocilga de cerdos, las puertas estaban todas desprendidas llenas de carcoma, chicle y otras sustancias desconocidas, mas bien parecía que alguien se había limpiado de ahí, y peor aun, el inodoro, tenía el color mas sucio que jamás había visto, era algo así como una  gran cloaca reunida toda en un pequeño agujero, lleno de aquello que mencionas cada  vez que pisas eso mismo, creo que nunca nadie lo habían descargado, todo ese desperdicio era producto de un abandono que llevaba años.

Aquel día me juré a mi mismo nunca entrar ahí,  pero que creen, todavía no habían empezado las clases y no sabía yo lo que estaba casi por ocurrirme, era como quien escupe para arriba sin saber que todo lo que sube tiene que bajar y la mía no sería precisamente la excepción.

Cuando por fin llegó el primer día, Septiembre 2005, me desperté a  las 5:30 a.m. pues la clase empezaba a las 7:00 a.m. todo iba de maravilla hasta que después de la primera clase se me ocurrió comerme un desayunito en la segunda puerta, ya famosa por sus “empanadas” las cuales eran cocinadas el día anterior, lógicamente, no muy saludables que digamos.

Yo…pino al fin, que sabía yo lo que me estaba comiendo, y fue entonces cuando empezó  mi desgracia…. Comencé a sentirme mareado, decaído y por qué no, hasta nervioso.

Tuve la impresión de que todo se me venía encima pero no era eso, era todo lo contrario el que estaba apunto de ensuciar el mundo era yo.

Recorrí todos los pasillos, edificios y facultades de la UASD en busca de un baño para acabar con aquello que llevaba a cuestas, bueno no  a cuestas lo llevaba en otra parte…que dicho sea de paso también empieza con C en el argot popular.

De tanto buscar terminé en los baños del CU…los más asquerosos de toda la universidad. No era yo con diarrea en medio de esa situación, era Dios por un lado diciendo: ahhh, tu no quería coje ahiii, y el Diablo por el otro con su tridente puyando cada milímetro de eso que están pensando en mis intestinos apresurándola a su destino.

Esta vez entre al baño y las cosas eran totalmente diferentes, los ojos se me aguaban pero de los cólicos que me privaban y me hacían sudar como un haitiano a las doce en plena construcción cargando blocks,  las paredes parecían muros celestiales, las puertas parecían las del cielo mismo,y esta vez, aquel inodoro lleno de miao color cerveza fermentada, lleno de materia fecal “si se le puede llamar así”, rebosado de aquello que a cualquier ser humano produciría asco, aquel lugar se convirtió en un maravilloso jardín de rosas, un paraíso terrenal, el trono de los reyes, el lugar mas aromático del mundo, y por que no, el lugar donde aprendí una lección importantísima de mi vida.

Aquel día estrené mi cátedra, no precisamente escribiendo, porque como comprenderán, es casi imposible encontrar papel en un baño público, y aunque me aruñé  no fue comodo, no me arrepiento, pues la vida es algo mas que estar privando en vaina y diciendo de esta agua no beberé, nadie sabe las pruebas que se les pueden presentar, y nunca sabes cuando se te puede presentar una diarrea una situación difícil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

A WordPress.com Website.

Up ↑

%d bloggers like this: