Los 7 paradigmas para librarse del estrés

Vivimos inmersos en la ansiedad, con el día a día tendemos a sobre estresarnos, controlar y manejar el estrés es fundamental para el rendimiento personal y en el ámbito laboral.

Un factor bien importante, es el efecto del estrés a mediano y largo plazo, el cual, va desde detrimento económico, hasta enfermedades crónicas que pueden derivar en cáncer. Los cambios fisiológicos son el origen de todo.


El estrés produce ira, cansancio, insomnio, problemas gastrointestinales, depresión, pérdida del apetito, pérdida de peso, etc.


¿Qué es el estrés?

Cada año, 189 personas mueren por estrés asociado al exceso de trabajo. No nos damos cuenta a menudo que estamos estresados, y se explica el fenómeno del accidente de tránsito como ejemplo, donde ante una reacción se dispara en todo en nuestro sistema nervioso provocando cambios fisiológicos.

Esa sensación debemos guardarla, porque cuando pasa todo, el cuerpo debe volver a su estado de homeostasis o reposo, de no ser así, si vivimos con la sensación de rapidez y altas emociones todo el tiempo, entonces vivimos estresados. Esa sensación de peligro se mantiene cuando vivimos estresados y provoca que siempre vivamos a la defensiva.

El estrés no siempre es malo, pues existen diferentes tipos de estrés. El estrés positivo se genera en el trabajo, por ejemplo, ante algún reto o desafío, pues este nos acciona y nos motiva a dar la milla extra.

La mayor parte del estrés se origina en la mente, porque asumimos cosas que no son un peligro como dañinas o amenazas, de aquí podemos partir para saber que el estrés se puede controlar.

¿Cómo controlar el estrés?

Una de las cosas que podemos hacer en primer lugar, es identificar las causas o situaciones que nos están generando esa sensación de peligro o afectan nuestras emociones. Para cuando ocurra, realizar alguna actividad que nos lleve a la calma.

Hay un tiempo de reacción entre el estímulo y la respuesta, controlar el estrés parte de como decidimos reaccionar ante estos, pues si el cuerpo identifica una amenaza potencial en el estímulo pues por consiguiente vamos a estresarnos. Esa sensación de quedar mal, de fallar, de pensar en rechazo puede producir una respuesta negativa.

La libertad que tenemos para elegir como reaccionar, es la clave para librarnos del estrés.

Planificarse y organizar las prioridades es esencial para librarnos del estrés. Si tienes un plan de acción definido, tanto en tu casa como en el trabajo, entonces jugaras con el tiempo y no generarás más estrés.

Otra clave es no perder la calma o estresarse ante situaciones que no podemos controlar, tampoco cargarse queriendo controlar todo. No podemos controlar las cosas que no han llegado.

Debemos tratar de centrarnos en una sola cosa, las distracciones generan estrés, los niños tienen la capacidad de enfocarse en una sola tarea.

 

Los 7 paradigmas

  • DE LA REACTIVIDAD A LA PROACTIVIDAD: Las personas reactivas saltan el intervalo de la respuesta, no se detienen a pensar en las consecuencias de sus reacciones. Personas incapaces de tomar decisiones y se quedan con paradigmas como “soy así, no puedo hacer nada más, que tu quiere que yo haga…etc”. El reactivo se deja llevar de todo lo que está en el entorno.

La persona proactiva, por el contrario, dice que él determina su vida, yo soy quien la controlo, y no reacciono ante situaciones estresantes. Son personas que actúan con tiempo para no generar estrés.

  • DE LA DESMOTIVACION A LA INSPIRACION: Las personas que sufren desmotivación, más que estrés, es porque no tienen un propósito en la vida, no tienen metas bien definidas. Cuando eso no ocurre, todas las situaciones que pasan en tu entorno te desmotivan y esa desmotivación provoca estrés.

Las personas inspiradas, tienden a mantenerse enfocados, lo cual facilita la organización de sus tareas y, por ende, no están estresadas.

  • DE LAS PRESIONES A LAS PRIORIDADES: Es un mito pensar que todo tiene la misma importancia y deben atender a todo, esta persona llega un punto en el cual colapsan. Hay cosas más importantes que otras, a medida que lo entendemos nos enfocamos en la meta.
  • DEL ACOSO A LA ARMONIA: La vida es una lucha, este paradigma hay que cambiarlo, no debemos mantenernos frustrados por tener la razón todo el tiempo. Debemos estar en armonía con nuestro entorno laboral.
  • DE LA ANSIEDAD A LA EMPATIA: Tengo que tratar de entender el pensamiento y sentimientos de la persona, en vez de intentar cambiarla, escucharla más bien. No tomar los problemas de los demás como algo personal, se siente la empatía sin tener la ansiedad de resolver el problema.
  • DE LA DESCONFIANZA A LA DIVERSIDAD: Vivimos en una era airada, la intolerancia a la diferencia parece ir en aumento. Cuando podemos capitalizar la diferencia, en lugar de defendernos de ella, generamos soluciones creativas a problemas estresantes.
  • DE LA TENSION A LA TRANQUILIDAD: El mundo no tiene que ser un lugar de estrés constante, debemos relajarnos y tratar de no estresarnos por todo lo que pasa en el entorno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

A WordPress.com Website.

Up ↑

%d bloggers like this: